Catedral de Barcelona

Catedral de Barcelona

Un conjunto de ocas vive en el claustro de la Catedral. No han llegado allí de visita, sino que son 13 las que protegen la esencia de un templo mayoritariamente gótico con guiños hacia otros estilos arquitectónicos. Quizás ese mestizaje arquitectónico se pierda casi en el origen de los tiempos. Levantada sobre una antigua basílica paleocristiana del siglo IV, hoy aún se conserva la capilla de Santa Lucía de la iglesia románica anterior. Más tarde, la grandeza del gótico se convirtió en protagonista. De su interior, junto al claustro en el que se celebra la tradición de “L’ou com balla”, sobresalen las 25 capillas laterales, el coro e incluso la cripta donde descansan los restos de una de las patronas de Barcelona y de la que toma nombre la Catedral: Santa Eulàlia. Tras abandonar nuestro paseo casi espiritual por el interior de uno mismo, queda contemplar su perímetro exterior. La fachada neogótica nos sobrecogerá hasta el extremo de querer dejar volar nuestra imaginación. En su torre derecha y algo más escondida, se encuentra la escultura de un caracol. También las curiosas gárgolas observan desde arriba. De las 250 que existen, sorprenderán la del unicornio, la del toro y la del elefante. Entre sus muros, la catedral de Barcelona protege la sabiduría, plasmada en su arquitectura, de diferentes generaciones. Curiosamente unos animales son los encargados de velar por ello.

Contacto

Placita de la Seu, s/n Barcelona
933428262
Más información

Más monumentos en Barcelona

Planes Cercanos