Ermita de San Andrés

Valgañón (Rioja, La)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las dos campanas que coronan la espadaña de la ermita de San Andrés repican alegremente. Saben que se salvaron in extremis, gracias a la iniciativa de los vecinos del pueblo y al arte de Santiago Solano, que pintó al óleo un centenar de antiguas tejas para recaudar fondos con los que restaurarlas. Así que, situados junto a la fuente del centro de la plaza, lo primero que hay que hacer es levantar la vista hacia ellas y rendirles el homenaje que todo superviviente merece. Si, despistados, alzamos un poco más los ojos, daremos con una imagen del santo que da nombre al templo.

Sillería y ladrillos rojizos, a juego con los edificios nobles de la plaza, y un amplio alero que recubre el porche irán apareciendo ante nuestros ojos a medida que bajemos por la fachada. Desde nuestro puesto de vigía privilegiado, no tendremos dudas de que el conjunto, del s. XVIII, es magnífico. Una visita al interior solo confirmará esta impresión. En torno al altar mayor, con un excelente retablo de madera, podremos contemplar una bonita colección de cuadros de origen flamenco. Si prestamos atención veremos que están pintados sobre un soporte de cobre, en vez de madera. En la parte baja del altar encontraremos una serie de bajorrelieves en los que el color dorado sobresale y nos dejará con la sensación de estar ante una joya.

Contacto

Localización

Plaza Doctor Pedro Gonzalo del Río, 12 26288 Valgañón, La Rioja