La Lonja de Palma de Mallorca

La Lonja de Palma de Mallorca

Emblemático como él solo, el antiguo arte de comerciar se realizaba en la lonja. Palma de Mallorca contó con un colegio de la Mercadería y de forma sencilla y equilibrada presta empaque a la fachada marítima esta construcción. La zona de Palma de Mallorca conocida como La  Lonja por la noche se convierte en un lugar concurrido lleno de bares y restaurantes. Así, a  su lado,  la lonja se luce para la gente que se concentra al levantar la mirada cuando degusta su menú y permanecen observándola. Con la luz del día es cuando la vemos exultante: alta  y ancha como un castillo, con ventanas  del gótico flamígero y del gótico tardío catalán aunque su interior sea una gran nave diáfana a la que nos adentramos cuando se producen exposiciones temporales. La huella del escultor Guillem Sagrera está presente desde el siglo XV; y la de los mercaderes, también. 
Cuando paseamos por la plaza del Ángel somos testigos del juego de rectángulos que forma el lienzo de su fachada, y lo que realmente resalta por fuera son las ojivas que decoran los ventanales, y las torres ortogonales de cada una de sus esquinas. La lonja de Palma sentó cátedra con sus formas: será imitada por la lonja de la Seda de Valencia y el diseño de su planta cuadrada única, dividida solo por los pilares que se unen con bóvedas de crucería, también sirvió de inspiración para la iglesia de Santiago de Villena.

Contacto

Plaça de la Llotja, 5, 07012 Palma, Illes Balears
971173990
Más información

Más monumentos en Palma de Mallorca

Planes Cercanos