Palacio Real de la Almudaina

Palacio Real de la Almudaina

Lo mejor de su emplazamiento es que en su origen se podía acceder al Palacio desde el mar. Hay un estanque con cisnes a sus pies, coronado por un gran arco de piedra. Y si nos fijamos, vemos allí  las escaleras que suben por la pared hasta el Palacio. Ubicado en lugar de privilegio, en el parque del Mar que también acoge a la catedral, el palacio Real de la Almudaina, -en árabe recinto amurallado o ciudadela- antes fue castro romano, después alcázar, luego palacio. Los cimientos sobre los que adopta su forma son musulmanes aunque el gótico impregnó sus dependencias con sus adaptaciones a las necesidades de cada época. Nos asombra al entrar en palacio la refrescante fuente que decora el patio. Una vez dentro, las paredes rezuman olores a muebles con estilo, tapices, cuadros… un resumen de la historia y sus episodios de Palma. El castillo de Bellver, el Mediterráneo, el paseo marítimo de Palma son las postales que se divisan desde la terraza del palacio.

La visita guiada compensa nuestra curiosidad y el ornamento se deja ver en el comedor real, en las estancias del rey y la reina. Desde que Jaime II fuera rey de Palma esta construcción ha sido residencia de gobernantes. Tiene estancias visitables, como: una muralla de 14 torres,  el arco del Mar, el patio de Armas, el huerto de la Reina, el huerto del rey, los baños Árabes, capilla del Rey o capilla de Santa Ana. En siglo XIV la alta y estrecha torre del homenaje competía en altura con la catedral.

Contacto

Palacio Real de la Amudaina, calle del Palau Reial, s/n, 07001 Palma
971214134
http://palmavirtual.palmademallorca.es

Más monumentos en Palma de Mallorca