Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

No hace falta que nadie nos diga que la miremos, ella sola ya se encarga de atrapar nuestra atención. Tan resplandeciente, tan elegante, tan de Madrid que parece imposible pensar que hubo un tiempo en que no existía. O que, a la vista de la vida que se respira en esta plaza de la Independencia, frente a Cibeles, el Retiro y el barrio de Salamanca, esto se considerara las afueras de la ciudad y que la Puerta de Alcalá fuera una de las cinco principales que marcaban sus límites. Todo un neoclásico de finales del siglo XVIII en tiempos modernos; con cinco arcos, unos de medio punto y los de los extremos de trazado recto, como pocas, de entrada a la ciudad y un sinfín de detalles que la hacen emblemática de todas, todas, esta Puerta de Alcalá.

Para los madrileños produce tranquilidad verla siempre, al dar un paseo o una carrera por el Retiro o encontrarla iluminada volviendo después de una noche de fiesta; como rutina cada mañana al ir al trabajo o como escenario de manifestaciones y celebraciones de diverso tipo. La tranquilidad de saber que, aunque cambien las cosas en la ciudad o pase el tiempo, como decía la canción, ahí está.

Contacto

Plaza de la Independencia, 1, 28001 Madrid
914544410
http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/puerta-de-alcala

Más monumentos en Madrid