Templo de Debod

Templo de Debod

Si preguntásemos a los madrileños cuál es su lugar favorito de la ciudad para ver el atardecer, muchos de ellos nos hablarían del Templo de Debod. Además de su situación privilegiada para ver la caída del sol sobre la Casa de Campo, este rincón de Madrid, aún desconocido para muchos, alberga el que quizás sea el monumento al aire libre más antiguo de la ciudad, con 2200 años de historia.

Debod es una localidad egipcia que ya no existe. Con la construcción de una presa en el río Nilo quedó inundada y, para preservar sus tesoros, entre ellos, Abu Simbel, la Unesco pidió ayuda internacional. En agradecimiento, Egipto regaló a Madrid este templo que fue trasladado y reconstruido piedra a piedra con grandes dificultades, con el cuidado de que se mantuviera la misma orientación que en su emplazamiento original.

Hoy sorprende cada vez encontrárselo aquí, con la sobriedad de sus formas, a un paso de plaza de España y del bullicio de la ciudad. Sin embargo, a los pocos minutos nos transmite su tranquilidad y sabiduría de dos milenios a través del peso de sus piedras y lo liviano de su reflejo sobre el agua que lo rodea. Paseando a su lado, leyendo o descansando en el césped del parque, es inevitable quedarse maravillado con este templo que, tan lejos y tanto tiempo después, sigue viendo cómo se pone el mismo sol cada día.

Contacto

Calle Ferraz, 1, 28008 Madrid
914544410
http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/templo-de-debod

Más monumentos en Madrid