Anafres o  parideras, son nombres de objetos olvidados que la cerámica ubetense reproduce y guarda. Sobre los múltiples cacharros se despliega un ramo de técnicas y decoraciones variadas: lacados, filigranas. Hay unas ocho casas cerámicas, cada una perteneciente a una familia y tradición diferentes, cada una especializada en una técnicas y objetos, con lo que Úbeda encontramos  una oferta de calidad muy variada en las que los lacados, en verde oliva, negro o azul; las figuras geométricas, zoomorfas, o humanas; o los sencillos botijos simples nos dan muestra de un pasado artesano con cultura de barro.

Localización

C/ Valencia, nº 22, úbeda, Jaén, España