{{title}}
{{buttonText}}

Chocolate de Mendaro

Mendaro, Gipuzkoa/Guipúzcoa

Compartir

Mendaro huele a chocolote. Su aroma, si no perceptible, sí nos invade el subconsciente al entrar en la localidad. Los amantes del cacao saben que aquí se fabrica uno de los mejores productos que ha dado fama al municipio. ¿Y su historia?, casi de película. Poco se imaginaba el general de la Legión Francesa, Bernardo Saint-Gerons que su historia de amor alumbrase una fábrica de chocolate que enamoraría a generaciones de vascos y de allende las fronteras.La historia del chocolate de Mendaro va irremediablemente unida a  la historia de la familia Saint-Gerons. El tatarabuelo del actual maestro chocolatero llegó a Guipúzcoa, procedente de Francia, con la primera Guerra Carlista. Nunca regresó a su país, se enamoró de una chica vasca y se instaló en Mendaro, en la casa “Katekua”, la misma que desde 1850 es la sede de la fábrica de chocolates. El hijo del general de la Legión Francesa, Juan María, fue el impulsor de la fábrica, aprendió el oficio en Bilbao y abrió un obrador en la casona familiar. El éxito fue inmediato, la calidad de su “chocolate a la taza”  comenzó a correr de boca en boca. Desde entonces, diversos productos relacionados con el chocolate se realizan artesanalmente, (coberturas de chocolate belga, mantequilla, nata y miel de Gipuzkoa, frutos secos mediterráneos), además de no llevar conservantes ni colorantes. Su calidad es reconocida por los amantes de un placer al que por su sabor y aroma es difícil negarse.

Localización

Azpilgoeta, 21 20850 MENDARO