Puerro de Sahagún

Sahagún (León)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La delicia de un producto que puede degustarse en los restaurantes de Sahagún es fruto de la concatenación de acontecimientos en la Historia. Fue la mano del hombre, en concreto la de los monjes de Cluny, la que trajo el puerro a este municipio. Gracias a ellos, sus habitantes empezaron a hablar de él. A continuación, otros monjes, los benedictinos, tomaron el relevo, ya que se dedicaron a labrar la tierra para cultivarlo. Sin embargo, también fue una obra compartida con la Naturaleza. Quizás una de las razones de su sabroso sabor sea un río. Los huertos de puerros son regados por el Cea, cuyas aguas le confieren un aroma especial. Durante su curso, el alma de ese líquido puro impregna este producto inigualable. Delicia blanca y tierna, se deshace en la boca. Hombre, Naturaleza y tiempo. Este elemento también quiso imprimir su influencia en esta hortaliza. Aunque en un principio su cultivo era manual, hoy los agricultores han mecanizado todo el proceso para que nadie se quede sin degustarlo. Junto a él, la gastronomía del pueblo tiene reservada un lugar en los altares. Las legumbres, como las alubias o las lentejas pardinas, y los postres, como los canutillos de crema, provocarán una explosión de sensaciones en los paladares de aquellos que tengan la suerte de probarlos. Aquí, la cocina se mima con especial cuidado. Es en la tradición donde Sahagún configura su sabor.

Contacto

Localización

Sahagún, León