COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar
TODO: Colocar aqui el texto como si fuera un ALT

Cultura gastronómica

Zaragoza entre fogones

¿Por qué Zaragoza? Esta pregunta se ha convertido en el eslogan de la ciudad en los últimos años. Se nos ocurren cientos de respuestas, de motivos que justifican una visita a la capital aragonesa: desde su impresionante patrimonio romano, musulmán, judío y cristiano; hasta propuestas más actuales, como el pabellón de España que se construyó para la Expo 2008, del arquitecto Patxi Mangado. Sin embargo, entre todos los motivos, existe uno que destaca sobre el resto: su gastronomía. Es gracias a un tridente de éxito compuesto de excelentes hortalizas, carnes de primera calidad y magníficos vinos. ¿Cómo resistirse?


REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

De la huerta zaragozana se recolectan los pimientos, tomates, cardos, calabacines, cebollas, judías verdes y borrajas; ingredientes fundamentales para la preparación de uno de sus mejores platos, el pollo al chilindrón También el ajo, para el bacalao al ajoarriero  (un imprescindible de las mesas zaragozanas preparado con ajo, tomate, pimientos y patatas); y para el bacalao a la baturra (con huevos y patatas). No podemos olvidar las cebollas dulces, que nacen en el valle del Ebro

En cuanto a legumbres, son las lentejas y las judías las que más se cultivan en los campos de Zaragoza. Con estas últimas se elabora un exquisito plato, el Recao, cuya receta a base de judías, patata y arroz procedente originariamente de la provincia de Huesca.

Pollo al chilindrón
Pollo al chilindrón.
Cariñena

Cariñena

Añadir a mi plan
Añadido a mi plan

Las carnes

La carne está muy presente en el recetario zaragozano. El cordero se prepara a la pastora -con menestra- en caldereta o asado; las cabezas van al horno y las patas en salsa. Del cerdo se extrae una gran variedad de chacinas además de preparar magras con tomate, lomo con salsa de almendras o la típica carne a la baturra con jamón y aceitunas. Otro exquisito manjar son los huevos al salmorejo, que se sirven en una salsa con espárragos. En cuanto a los platos de caza, abundan las liebres, codornices, faisanes, ciervos, jabalíes y perdices (en guisos o en estofados con trufa).

¿Y para acompañar? Nada mejor que una buena ensalada ilustrada, hecha a base de patata hervida, pepino, cebolla, lechuga, tomate, atún, huevo duro y judías. Para beber, por supuesto, un buen vino como los de las Denominaciones de Origen CariñenaCalatayud, Somontano y Campo de Borja que producen tintos y blancos que maridan perfectamente los platos típicos de la región.

Cordero asado
Cordero asado.

Un toque especial

Muchas recetas zaragozanas están aderezadas con hierbas y especias aromáticas como tomillo, romero, cilantro, jengibre, albahaca, anís, canela y clavo; pero la estrella en todos ellos es el azafrán. La recogida de la rosa del azafrán, en octubre, es una gran tradición en todo Aragón. Además, su laborioso cultivo y recolección lo convierten en un producto muy valorado (y muy caro).

Dulce Zaragoza

De esta tierra no podemos irnos sin probar el turrón de guirlache (con almendras) o los Crespillos  de hojas de borraja; también las famosas frutas de Aragón, escarchadas y cubiertas de chocolate. Los Mantecados y los enormes adoquines de caramelo son también típicos de esta región. Y, para los más aficionados al dulce, las tortillas dulces de yema son toda una delicia, igual que el bizcocho de soletilla, las  tortas de miel o las  Torrijas


Fecha de actualización: 5 de diciembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Política de Cookies y que estás de acuerdo con su uso. Continuar

Cerrar el tooltip