‘IrriSarri Land’ (Igantzi, Navarra)

La verde fábrica de la risa

Familias IrriSarri Land
'IrriSarri Land' es un 'resort' que armoniza la aventura con la naturaleza del Valle del Baztán.

Dicen que las tierras fronterizas tienen algo que las llena de adrenalina y misterio. En Igantzi, en pleno Valle del Baztán (Navarra), ambas sensaciones se lanzan al vacío de forma conjunta en un parque temático que forma un universo propio. Es 'IrriSarri Land', tierra de la risa en euskera, un lugar donde la emoción y la aventura llenan las fotos de un día en familia.

Habría que preguntar a pastores veteranos del norte de Navarra por las leyendas más épicas en torno al Basajaun, ese hombre peludo, guardián de los montes y los rebaños que forma parte de la mitología vasco-navarra. Sin embargo, cuando la carretera enfila los valles navarros más norteños, algo de ese silbido que lo caracteriza, según la leyenda, impregna cada viaje con su aventura. 

Entorno IrriSarri Land
Esta comarca del norte de Navarra es una de las más verdes del país.

En la verde alfombra del Valle del Baztán hay un oasis donde cada pequeño de la casa lo nombra antes de lanzarse a través de sus tirolinas. Hay ganas de avistarlo, hay brillo en los ojos de estos aventureros en potencia que llegan a estos lares rebosando sensaciones. Ese baluarte de leyenda y adrenalina es ‘IrriSarri Land’, un resort natural y parque de aventura ubicado en el pueblo de Igantzi, el más pequeño de la comarca de las Cinco Villas. “‘IrriSarri Land’ cumple este año su octava temporada. Nació en 2014 con los primeros alojamientos, tras la remodelación del Palacio de Yrisarri, construido en el siglo XVII”, cuenta Alba Roca, empleada del parque.

Igantzi IrriSarri Land
El parque aventura se ubica en Igantzi, la localidad más pequeña de las Cinco Villas.

Los alojamientos a los que se refiere se convierten en el campamento base para los que escogen ‘IrriSarri Land’ como centro de operaciones para recorrer la comarca de Baztán-Bidasoa. Son tres, el emblemático ‘Hotel Palacio de Yrrisarri’, una casa noble de diecisiete habitaciones; sus bordas deluxe -antiguos refugios de pastores-, ubicadas en la ladera del monte, y el albergue ‘Non Stop Inn’, reservado para uso exclusivo de los campamentos escolares durante el verano y, a partir del otoño, para familias y diferentes grupos. “Tenemos repetidores, incluso a una familia que cada año viene a celebrar aquí el cumple de la amona (abuela). Cogen dos o tres cabañas para disfrutar del parque todos juntos”, comenta Roca.

La Navarra más verde a vista de pájaro

Tras esas remodelaciones vinieron las tirolinas, una parte crucial del corazón de ‘IrriSarri Land’. “A partir de los 3 años, los niños ya se pueden lanzar en tirolina. En función del peso, en los recorridos cortos pueden hacerlo solos, pero es el monitor el que decide si bajan o no acompañados de algún adulto”.

Seguridad IrriSarri Land
Los monitores de 'IrriSarri Land' se mantienen alerta para cumplir todas las medidas de seguridad.

El complejo cuenta con ocho tirolinas a través de varios circuitos canopy, como se conoce en el mundillo de la aventura a esta actividad, que van desde los 160 a los 900 metros de longitud -esta última, la tirolina más larga de toda Navarra y el País Vasco-. “Para esta el peso mínimo es de 60 kilos y el máximo de 110”, apunta la profesional. Las Cinco Villas a vista de pájaro a 80 kilómetros por hora. En algo menos de un minuto. Solo para maxiaventureros. “Para el resto de tirolinas, el único requisito son los 40 kilos de peso mínimo para activar el sistema de seguridad del arnés, pero si algún niño no alcanza este peso, siempre pueden bajar acompañados”.

Niños tirolina IrriSarri Land
Las tirolinas, de entre 160 y 900 metros, son las atracciones favoritas de los visitantes.

Es la Navarra más verde conectada desde el aire con tirolinas, como la de 370 metros, que lleva a los más pequeños de la casa hasta el Jolastoki (la zona de juegos) sobrevolando las frondosas arboledas del Baztán. “Hay veces en las que los propios padres tienen más miedo por sus pequeños que estos últimos”, cuenta Roca entre risas.

Tirolina acompañada IrriSarri Land
En algunas tirolinas los niños deben ir acompañados por un adulto.

Actividades para todo tipo de público en IrriSarri Land

‘IrriSarri Land’ es el paraíso de la diversión en familia, de la risa, del color verde, del espíritu norteño. “Cada actividad tiene sus propios requisitos y limitaciones para garantizar la seguridad”. Porque acceder a este parque supone perderse en un infinito abanico de hazañas dignas de recuerdo. Está el arborismo -con un circuito interior y otros tres al aire libre- por puentes colgantes, redes, escaleras o troncos móviles. Todo bajo la atenta vigilancia de un monitor que vela porque esa diversión sea segura. “Para esta actividad es necesario que los niños midan mínimo 1,10 metros y, además, los menores de 12 años deben ir acompañados de un adulto”, indica el responsable.

Arborismo IrriSarri Land
En las actividades de arborismo toda la familia disfruta por igual.

Luego está el puente tibetano, una inmersión desde las alturas en el bosque de castaños de ‘IrriSarri Land’, a lo largo de 140 metros. “El puente tibetano es el más largo de España e intenta hacer un guiño a otros puentes de cadenas montañosas del planeta, como el del Himalaya o los Andes".

Circuito interior IrriSarri Land
También cuentan con un circuito interior.

Las actividades están recogidas en cinco tipos de entradas y bonos, en función de las ganas de catar la aventura y del tiempo disponible para dedicar al parque. Desde todos los ángulos y formas posibles. Desprendiendo energía con un descenso en bicicleta en Pump Track, adaptándose a las inercias del valle -cero pedales, solo saltos- o imbuyéndose de la filosofía del Disc Golf, con frisbees (discos voladores) sustituyendo a los palos de golf, las bolas y los hoyos. “Es un deporte que se está instaurando y aquí, en ‘IrriSarri Land’, tenemos el campo oficial de Disc Golf de Navarra”, cuenta orgullosa Alba.

Ritmo pausado entre el frenesí

Pero ‘IrriSarri Land’ también habla de slow life a través de planes llenos de tranquilidad y magia, donde poder disfrutar de su flora y fauna, como sus ovejas latxas y sus caballos -cuidados por los propios vecinos del valle-. Está el Bosque de los Abrazos, una manera de conectar con la energía del entorno entre acacias cubiertas de pintura lumino fosforescente; el Museo del Carbón, para disfrutar de esta tierra aprendiendo un antiguo oficio propio de estos valles, o dando alguno de los diferentes paseos -incluyendo una ruta descalzos- por estos bosques, donde, quien quiera, también puede hacer su bautismo ecuestre o un recorrido interpretativo en su Tren Express.

Bosque IrriSarri Land
Los bosques en los que se encuentra el parque están llenos de castaños y acacias.

“También nos gusta reseñar nuestras vías ferratas. Tenemos dos, una que acaba cerca del puente tibetano y otra donde se puede visitar nuestra Casa del Árbol, ya que el acceso a esta instalación solo se puede hacer con esta actividad. El peso mínimo aquí es de 45 kilos y los menores de 12 años deben ir con un adulto”, recuerda nuestra guía.

Puente tibetano IrriSarri Land
El puente tibetano, de 140 metros de longitud, es el más largo de España.

El resort es destino idóneo de navarros, pero también de viajeros venidos de tierras que han sido muy fieles a este territorio de Navarra. “El confinamiento hizo que mucha gente de aquí nos descubriera, pero también nos viene mucha gente del País Vasco y Cataluña. De Europa, cada vez más holandeses y belgas que quieren conocer la zona y vienen a alojarse o a disfrutar del parque en sí”.

Puentes IrriSarri Land
Sin duda, muchos niños afrontan las actividades con más ímpetu que los adultos.

Una conexión a nivel 360º con la naturaleza más primigenia para un público heterogéneo, pero con guiños especiales a las familias con ganas de renovar energías. Una ventana a los ecos del Basajaun, por tierra y aire. Solo queda sonreír.

‘IRRISARRI LAND’ - Barrio Irisarri, 1. Igantzi, Navarra. Tel. 948 92 89 22.