¿Quién dijo que las vacaciones son para el verano? Hace más frío, es cierto, pero el sol sigue saliendo cada día y eso es motivo más que suficiente para coger la maleta y hacer una escapada. En un fin de semana, incluso en un solo día, podemos vivir una experiencia memorable. Desde pisar el cráter de un volcán (inactivo) hasta correr un maratón por las calles de Bilbao a la luz de la luna, pasando por fabricar tu propio vino en una bodega. Te damos diez motivos de peso, a cada cual más diferente, para salir de casa este otoño. 

Te puede interesar...