Más íntimo, silencioso y con un toque de misterio. Así es el turismo urbano por la noche. Podemos sacar fotos más originales y sin turistas de por medio. Las ciudades iluminan sus edificios y calles con luces tenues que les otorgan un aspecto mágico al caer el sol. Da igual si no somos trasnochadores, nos haremos adictos a este tipo de recorridos. Abre el obturador de tu cámara de fotos al máximo; estas ciudades españolas nunca duermen.

Te puede interesar...