El mejor Panettone Artesano de España 2020 se hace en la pastelería 'Xocosave de Riudoms' (Tarragona)

Este es el panettone que querrás probar este año

El panettone que querrás probar este año
El panettone que querrás probar este año. Foto: MeGusta Studio

La pastelería 'Xocosave de Riudoms', dirigida por Adan Sáez Ventura, ha elaborado el mejor panettone artesanal de España en la quinta edición del concurso organizado por la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona, una de las más prestigiosas del país.

Adan Sáez Ventura, de la pastelería 'Xocosave de Riudoms', en Tarragona, está loco de alegría. Su panettone acaba de llevarse el premio de la V edición del Concurso Mejor Panettone Artesano de España, organizado por la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona (EPGB). El dulce italiano de Adan ha destacado por su sabor, en un certámen en el que participaban unos 40 maestros pasteleros de toda España. Adan (Riudoms, 1985) nació en una familia pastelera, aprendiendo de su abuelo y maestro artesano Miquel Ventura, y apoyado por la segunda generación, sus padres. Fascinado por la profesión, se formó en la escuela Joviat de Manresa y en la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona y en referentes como la 'Foix de Sarriá', 'Bubó', la 'Pastelería Lis' o 'Ochiai'.

 

La escuela organiza este año la quinta edición del concurso que busca el mejor panettone artesanal de España.
La escuela organiza este año la quinta edición del concurso que busca el mejor panettone artesanal de España. Foto: Alfredo Cáliz

 

Adan, que obtiene el galardón al establecimiento con el 'Mejor Panettone Artesano de España 2020' y un premio de 1.000 €, se suma a los premiados en las pasadas ediciones: Cloudstreet (2019), Ochiai (2018), Oriol Balaguer (2017) y Dolç Par Yann Duytsche (2016). Los participantes, cerca de 40 pastelerías de todo el país, han entregado dos panettones clásicos de frutas (limón o cedro, naranja y pasas), de elaboración propia, con corona de glasa de azúcar y artesanos, elaborados solo con harina, mantequilla, yemas, frutas y levadura madre.

 

 

Desde las 10.00 de la mañana, un jurado integrado por reconocidos profesionales de la pastelería  ha degustado y valorado los panettones candidatos siguiendo estrictos criterios: el sabor, el olor, la apariencia y forma, el horneado y aspecto de la glasa, la estructura de la miga y el desglose de la fruta. Han formado parte del jurado, entre otros, el presidente del Gremio de Pastelería de Barcelona, Elies Miró; el pastelero Oriol Balaguer; Alberto Ruíz, director de la revista Dulcypas; Tonatiuh Cortés (Cloudstreet), ganador de la edición 2019, e Ibán Yarza, reconocido experto en pan y masas.

Llega el momento de la degustación. Foto: MeGusta Studio.
Llega el momento de la degustación. Foto: MeGusta Studio.

La Escuela de Pastelería de Barcelona (EPGB) organiza el certamen por quinto año con el objetivo de incentivar y premiar los conocimientos y habilidades de los pasteleros artesanos en la elaboración de la receta de panettone, un postre que ha vivido un auténtico boom. Según cifras del Gremio, el consumo de panettone en España se ha multiplicado por 10 en los últimos cinco años, convirtiéndose en una auténtica revolución de este dulce.

Miembros del jurado de esta V edición. Foto: MeGusta Studio.
Miembros del jurado de esta V edición. Foto: MeGusta Studio.

Si buscamos su origen, son muchas las leyendas en torno a este dulce típico de Milán. Una de ellas asegura que nació en la mansión de un duque milanés en el siglo XV, cuando, por accidente, al cocinero se le quemaron los postres y uno de los sirvientes, de nombre Toni, elaboró un pan dulce con huevos, harina, manteca, cítricos y uva. Tuvo tanto éxito, que muchos lo empezaron a elaborar bajo el nombre de "pan de Toni".

 

 

Otra leyenda explica que un joven aristócrata quiso enamorar a la hija de un pastelero de Milán. Para hacerlo, se hizo pasar por aprendiz e inventó un pan azucarado con forma de cúpula con frutas confitadas y aroma de limón y naranja. Muy pronto, los milaneses empezaron a pedir su creación, el "pan de Toni", a los establecimientos de la ciudad.