Cómo hacer un costillar a la barbacoa, por Óscar Manresa

La barbacoa: un regalo de dioses

Uno de los clásicos del verano en España, cuando el tiempo acompaña y las noches se hacen más largas, es la barbacoa. Nada supera el sabor y la gracia de una buena carne (o un buen pescado, o unas buenas verduras) que ha pasado el tiempo justo, ni más ni menos, en la barbacoa, acariciada por las llamas de la mejor leña.

Llega el verano y si las circunstancias lo permiten, y todos sabemos de qué circunstancias hablamos, podremos disfrutar de la comida al aire libre. Después del añito que llevamos, no nos merecemos menos.

Desde la playa de Gavá, el chef Óscar Manresa utiliza la barbacoa de su restaurante, el 'Kauai', para provocar la envidia de todos aquellos que creen que un costillar de cerdo es uno de los mayores manjares a los que puede aspirar un ser humano con hambre.

Costillar de cerdo a la barbacoa

  • Costillar de cerdo
  • Miel
  • Salsa barbacoa
  • Salsa teriyaki


Con una buena materia prima, un par de salsas (él utiliza teriyaki, barbacoa y un poco de miel, pero cada uno puede customizarse el asunto al gusto) y una buena brasa, ya estamos listos.

Hay que recordar que a menos que dejemos el asunto en manos de profesionales y nos sentemos a degustar una cerveza, el costillar de cerdo a la barbacoa requiere un plus de atención para evitar disgustos en forma de carne chamuscada. También es bueno tener presente que la primera parte del proceso debe alejar la carne de las brasas. Y que todo lo bueno toma su tiempo.

Más en Andalucía