Valdemoro retorna al Barroco. Son días donde la gastronomía, el folklore y la ornamentación se fusionan para crear una atmósfera cultural única. El epicentro de actividades se encuentra en la plaza de la localidad, donde se encuentra el mercado medieval. En torno a este mercado la gente queda impresionada por el ambiente excepcional que se respira, contempla los enseres que cada comerciante trata de vender, y se hace una idea de la importancia que adquirió esta localidad en el siglo XVII, gracias al comercio.

Localización

Casco antiguo de Valdemoro.