Fiesta de la filoxera

Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En mitad de las fiestas de la localidad, el 7 de septiembre aparecen 30 insectos amarillos, de un metro de altura y ocho kilos de peso, que se mezclan con los pasacalles. Pasado el susto inicial, los festejos continúan. Al día siguiente, mientras contempla el baile representado por 12 campesinos de cartón piedra, un nuevo insecto, esta vez de siete metros de largo, cinco de ancho y 2,5 de altura, hace su aparición en la plaza cubierto de fuego y seguido de los 30 más pequeños. No se asuste, la tradición dice que las figuras que representan la plaga de filoxera que asoló los viñedos de la localidad en 1887 aún deberán aparecer una vez más. Entretanto, podrá ver las cepas de la vid ardiendo en rojo por culpa de la enfermedad que está acabando con ellas, contemplará los bailes de agricultores y de los propietarios de las bodegas tratando de buscar, sin éxito, una solución antes del nuevo ataque. Cuando, junto al resto de los asistentes, esté a punto de perder la esperanza, le parecerá que una sonrisa asoma a los labios de cartón piedra de los gigantes conocidos como “los siete sabios de Grecia” al hallar la clave: plantar las viñas con cepas de pie americano inmunes a la plaga. El fuego verde de estas nuevas cepas simboliza la vuelta a la vida y da pie a la alegría y jolgorio de todo el mundo que, como no podía ser de otra manera, es regado con cava. Un año más, Sant Sadurní d´Anoia ha acabado con una plaga que tiene su propia celebración.

Localización

Plaça Ajuntament, 1, 08770 Sant Sadurní d'Anoia, Barcelona