{{title}}
{{buttonText}}

Fiesta de la Luz

Manresa, Barcelona

Compartir

Cuenta la leyenda que un 21 de febrero de 1345, una luz blanca, procedente de la montaña Montserrat, cruzó el cielo de Manresa  y penetró  en el convento del Carmen  mientras las campanas repicaban sin que nadie las tocase. Desde entonces, cada 21 de febrero si cae en festivo, o el tercer fin de semana de febrero, los manresanos celebran la “Misteriosa Llum “ (la misteriosa luz).
Comienza la fiesta con una caminata para buscar la luz a Montserrat y agua al Canal de la Sèquia (la leyenda cuenta que tras la llegada de la luz se resolvió el largo conflicto que Manresa mantenía con el obispado de Vic por la construcción del canal que sacase al pueblo de la terrible sequía que padecía).  A lo largo del día, los actos litúrgicos (misa y representación del “Milagro del Llum”) se mezclan con los más mundamos, como son el desfile de gigantes y cabezudos, o los típicos “castellers” catalanes. 

Coincidiendo con esta fiesta se hace la denominada “Fira de l`Aixada”, un mercado medieval que se celebra el sábado y domingo anteriores o posteriores al 21 de febrero. Artesanos, juglares, funámbulos, caballeros y damas llenan el centro histórico de Manresa recreando una antigua urbe del siglo XIV.

Localización

Manresa