{{title}}
{{buttonText}}

San Pelayo de Zarautz

Zarautz, Gipuzkoa/Guipúzcoa

Compartir

Manos infantiles se afanan con las baquetas para golpear el tambor que cuelga de su hombro derecho. Son muchos pares de manos, muchos niños de Zarautz, todos tocados de boina, vestidos con el traje tradicional amarillo, los que hoy llenan la plaza y se esfuerzan por hacer reverberar el cuero para que suene con fuerza, deseosos de estar a la altura en esta tamborrada infantil, uno de los actos principales de las fiestas de San Pelayo de Zarautz. Son tres días, entre el 25 y el 27 de junio, que se viven con intensidad, celebrando esa vieja historia que cuenta cómo el santo, Pelayo, intervino para salvar a unos marineros sorprendidos por una tormenta en alta mar y que se encomendaron a él con sus rezos. Por eso, en torno a su día patronal, el 26 de junio, Zarautz lo da todo en estas fiestas. La víspera, con la mencionada tamborrada infantil y otra nocturna para adultos; el día de San Pelayo, con charangas y desfiles de gigantes y cabezudos a ritmo de dulzaina, y, no podía faltar, una romería por la ermita del santo. San Pelayo tiene un ‘tercer acto’ el 27, cuando las mozas y los mozos casaderos van de caserío en caserío, bajo el acompañamiento de txistularis y acordeones, recaudando fondos para la comida que hace de epílogo. 

Contacto

Localización

43.285350, -2.175360