Cortelazor

360 grados de maravillas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Para conocer Cortelazor, lo mejor es mimetizarse con el entorno, actuar como un vecino más y dejarse llevar por el encanto de este pequeño pueblo lleno de casas blancas y calles empedradas, declarado conjunto histórico-artístico. Quedaremos en el Olmo Viejo, no puede ser de otra manera, como vienen haciendo desde hace cientos de años los cortelazareños. A solo unos pasos, la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, un bonito ejemplo de la arquitectura del s. XVI y corazón de la villa. Desde allí, no importa la dirección que tomemos. La belleza de este municipio, que forma parte del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, se plasma en cada uno de sus rincones y se refleja cada mes de agosto en los cuadros que pintores de toda España realizan en el Certamen Nacional de Pintura al Aire Libre.

Andando hacia el inicio de las viñas, en el camino que lleva hasta Navahermosa, nos toparemos con el Lavadero de la Fuente Chica que, junto a la fuente y al abrevadero, nos permitirá imaginar cómo ha sido la vida tradicional del pueblo. Un paseo por la calle Fuente, además de señalarnos alguna de las casas más antiguas del pueblo, nos servirá de punto de acceso al entorno del arroyo de la Guijarra, un espectacular paraje salido de un cuento de hadas que dirige hasta el Charco Malo, todo un capricho de la naturaleza. Y como un lugareño más, nos encaminaremos hacia el norte para participar en la romería de la Virgen de la Coronada, una arraigada fiesta popular que nos permitirá descubrir la coqueta ermita dedicada a esta Virgen, otra de las maravillas que componen un municipio de belleza panorámica.

Contacto

Localización