{{title}}
{{buttonText}}

Cortes

Fueron felices y comieron perdices

Compartir

Conviene no tener prisa para recorrer este municipio lleno de Historia y donde el romanticismo se respira por cualquiera de sus pequeñas calles. Conocido como uno de los puntos de estudio más importantes de España, por ser el poblado más avanzado de la Edad de Hierro y contar con yacimientos que esconden secretos entre sus ruinas. Cortes ha sabido sobrevivir al paso de los siglos y ha visto como su Fortaleza se ha hecho mayor y se ha convertido en todo un Palacio. Y como si de una princesa de cuento se tratase, su iglesia parroquial de San Juan Bautista, de estilo gótico renacentista, tiene enamorado a este castillo, que desde la acera de enfrente contempla con admiración las curvas de su campanario, cuyas faldas, engalanadas con rombos de estilo mudéjar nunca vistos en esta comarca, dan paso a un cuerpo poligonal que finaliza en un chapitel a modo de tocado pomposo. Esta bella pareja puede pasear su amor por los jardines románticos que se encuentran detrás del Castillo. Donde cisnes, gansos, ardillas y rosales entonarán las melodías que cualquier cuento de Disney se merece.
 

Contacto