Els Poblets

Cantos rodados y gentes de mar

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La unión de Miraflor, Setla y Mirarrosa dio lugar a principios del siglo XX a Els Poblets. Municipios bien avenidos que finalmente acabaron juntos. Estaba cantado. Con un kilómetro de costa, prácticamente sobre la misma Vía Augusta, los testimonios romanos tienen una fuerte presencia, pero en menor medida que otros más ancestrales. Para vigilar a la población desde el río Girona, que desemboca al mar en Els Poblets, se erigió Torre de Mirarrosa (siglo XV) entre el gótico y el renacimiento, con nada menos que tres pisos y once metros de altura.

Por su parte, la Iglesia de El Salvador, con un magnífico retablo, se ha restaurado recientemente. Algo más pequeña resulta la de San José, en Miraflor. Pero es en la media luna de la Playa de la Almadraba donde se encuentra la esencia de los 'pobleters'. Amplia, tranquila, llena de cantos rodados. El entramado rocoso que se forma en esta playa permitía a los pescadores canalizar con redes los bancos de atún, originando viveros naturales para su posterior pesca. Se trata del arte de la almadraba, del que esta playa recibió su nombre.

Contacto

Localización