Ibarra

La tierra de las 'gildas'

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Si hay algo que es mundialmente conocido de este municipio guipuzcoano, eso son sus guindillas. Si se sirven en conserva, amarillentas, jugosas y de sabor suave, son un manjar que, combinado con anchoa y aceituna, conforman las famosas gildas, uno de los pintxos más deliciosos jamás inventados. También son maravillosas frescas, bien fritas y servidas simplemente regadas de sal.

Pertenece a Ibarra el santuario de Izaskun, situado en el monte Uzturre, desde donde pueden apreciarse unas maravillosas vistas de la comarca. Quien suba hasta Izaskun no puede dejar de probar los deliciosos fritos que sirven en el único restaurante del lugar. Izaskun es también un excelente punto de partida para llegar a la cima del Uzturre y realizar excursiones por los alrededores.

Desde el punto de vista arquitectónico, son reseñables los múltiples caseríos de Ibarra, como el de Azkue (s. XVII), el de Etxezarreta o el de Txontxo, con elementos del s. XVII. Desde el punto de vista religioso, en el mismo casco urbano se encuentra la iglesia parroquial de San Bartolomé (s. XVI), con una torre barroca.

Contacto

Localización