{{title}}
{{buttonText}}

Istán

Espíritu de agua

Compartir

El agua brota en cada rincón de Istán para dar vida a una villa blanca e impoluta. Al principio, te sorprende en el embalse de la Concepción donde permanece tranquila. De los numerosos miradores con los que cuenta el municipio, el del Tajo Banderas es uno de los lugares imprescindibles para contemplar ese "lago artificial". El agua sigue presente y humedece las calles, sobre todo, decora la fuente y lavadero El Chorro que cuenta con siete caños. E incluso es posible empaparse de los conocimientos y protección de este líquido puro en el museo del Agua. Es por ello que adquiere un significado casi mágico y espiritual. Protege a uno de los emblemas del municipio como es el Castaño Santo, un ejemplar de más de 800 años, y tiñe de vida el Charco del Canalón en el que el río Verde ha creado un espacio sublime. Ante la belleza natural, el hombre compite y ha creado algunos monumentos que surgen entre las estrechas calles níveas. Hay que destacar la iglesia de San Miguel situada en la animada plaza, o la Torre de Escalante. Istán es el fluir de una vida que hace de la pureza su razón de ser.

Contacto