Javier

El castillo como santo y seña

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El pueblo de Javier no tiene razón de ser sin su castillo, no existe un antes. Su origen se liga al mismo y su historia posterior a la figura de un santo: San Francisco Javier. En la explanada de la fortaleza, propiedad de los señores de Javier, comenzó a gestarse la villa con los "siervos" que trabajaban las tierras y cuidaban el ganado de los señores feudales. En la explanada siguieron habitando a lo largo de los siglos los descendientes de esos primeros vecinos de Javier, hasta que en los años 60 el pueblo fue trasladado a su situación actual. Hoy, la población supera en poco el centenar de vecinos y la vivienda más antigüa del pueblo data de 1965. 

Si bién es cierto que el turismo tiene casi como única referencia el castillo, del siglo X, y su basílica anexa, del siglo XIX, si visita el pueblo acérquese al Molinaz y sumérgase en la belleza del entorno natural de la Comarca de Sangüesa a la que pertenece Javier. Otra de las señas de identidad de la localidad, una vez más ligada a la figura de San Francisco y el castillo, es la 'Javierada'; se trata de una peregrinación que congrega a miles de fieles, y que se celebra durante los dos primeros fines de semana de marzo, coincidiendo con la Novena de la Gracia.

Contacto

Localización