La Mata

La exquisitez hexagonal de la ermita de San Pedro

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Por el mero hecho de conocer la ermita de San Pedro ya vale la pena acercarse hasta este pueblo de la comarca de Torrijos, a 44 kilómetros de Toledo, que nació gracias a las repoblaciones de la Edad Media y del que ya hay referencias escritas en 1205. Algo más de cuatro siglos después, en 1652, obtuvo el título de villa. Hoy ofrece un escenario excelente para el paseo, con numerosos parques y jardines (como el parque de Los Pinos o el parque Sancho Panza) y calles agradables con numerosos edificios en ladrillo visto, muchos de ellos centenarios.

Y lo dicho: la ermita de San Pedro es el monumento más importante de la localidad. Declarado Bien de Interés Cultural en 1982, resulta de una belleza magnética. En origen fue la iglesia de la aldea de la Puebla de Montalbán, convertida hoy en barrio de La Mata, pero del templo primigenio solo se conservó el ábside, a partir del cual se creó un llamativo recinto de planta hexagonal. Es de estilo gótico-mudéjar (siglo XVI) y en el interior muestra un precioso artesonado mudéjar de madera y un retablo barroco del siglo XVII.

Menos interés histórico tiene la iglesia de San Juan Bautista, construida en el siglo XVI y completamente reformada por fuera en el siglo XIX. Sus bienes más importantes son un órgano barroco y una cruz procesional de plata del siglo XVII.

Contacto

Localización