Planes

Una joya entre tres sierras

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Multitud de vestigios del pasado están hoy afectados por el progreso de Planes. Cultivos y ruinas milenarias están cubiertas de verde intenso en medio de fincas en explotación. No importa. Basta mirar al frente o al cielo para quedar absorto por la belleza de este municipio alicantino de calles empinadas, escaleras en graderío y fuentes de agua fresca. Planes se tiende al sur del río Serpis sobre las laderas de la Sierra de Almudaina y la Sierra de la Albureca. Profundos barrancos drenan la complejidad topográfica de su relieve. Detrás se encuentra la Sierra de San Cristóbal.

En el cerro que domina la población se levanta el Castillo de Planes (siglo XII). Las fuertes lluvias del pasado año lo han dañado y se encuentra en fase de restauración. Desde sus ocho torres se controlaban los pasos del río. Los musulmanes legaron también a Planes su acueducto, que sigue en uso, acercando desde hace once siglos las aguas de un nacimiento hasta la fuente y el lavadero. Sobre el espolón rocoso de la Peña Cantacuc se asienta el Castillo de Margarida, en estado ruinoso. Y aún en las afueras, su célebre Ermita del Santísimo Cristo de San Cristóbal, del siglo XV. Ni clero ni Ayuntamiento tienen derechos sobre ella, ya que la construyó el pueblo.

Los secretos de Planes se guardaban entre murallas. Al recinto amurallado se entraba por una puerta que hoy persiste en la sede del Ayuntamiento de la localidad. Hay menos dignidad en los muros de la Masía de la Foya, un palacete de verano del siglo XIX decorado en su interior con frescos de estilo cubano. Sobre una antigua mezquita se levantó la Iglesia de Santa María. Parte de ella se utiliza como cripta. Y anexo, encontraremos un huerto de frutos sagrados.

Contacto

Localización