{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Agustí de Lluçanès

Al amparo de los caminos de trashumancia

Compartir

Tierra de trashumancia, los rebaños pasaron durante siglos por los caminos de este municipio de la Comarca de Osona y dejaron tradiciones como la Fira de l’Hostal del Vilar, que históricamente reunía a pastores, comerciantes y payeses y que, a día de hoy, sigue celebrándose a finales de septiembre. En el término municipal se encuentran dos pequeños núcleos de población, además de un buen número de masías diseminadas.

En Sant Agustí destaca la iglesia parroquial, originaria del siglo X, y el Santuario Dels Munts, situado a 1.000 metros de altitud, en el punto más alto del municipio y con unas vistas sin parangón. En la iglesia actual, que data de finales del siglo XVII, se venera una imagen de Santa María, obra románica del siglo XIII que fue restaurada en 1929. Aleu es el otro núcleo, surgido en el siglo XVII como parada importante de las vías trashumantes.

Localización