{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Joan de Vilatorrada

Turismo industrial y arte románico

Compartir

El río Cardener riega las tierras de este municipio del Bages. En sus riberas se asentaron en el siglo XIX importantes factorías –Borràs, Burés y Gallifa, esta última convertida en centro cultural– que hoy son la base de un incipiente turismo industrial. Al llegar a la población de Sant Joan de Vilatorrada se observa la Iglesia de Sant Joan, documentada desde el año 1020. Se trata de una construcción bastante singular, con dos naves paralelas, una de las cuales conserva una bóveda apuntada y la otra una bóveda de cañón y que están comunicadas por una gran arcada. Adosado a la iglesia está el Mas de Sant Joan, testigo de los orígenes de la población, que conserva las características de una masía tradicional catalana de los siglos XVII y XVIII.

El municipio alberga también el pequeño núcleo de Sant Martí de Torroella, creado en el año 1833, con una iglesia románica del siglo XI. Para conocer mejor el término municipal es recomendable seguir la ruta que bajo el nombre El Camí de la Sal discurre por lugares donde históricamente se extraía este preciado e imprescindible producto.

Localización