{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santa Cecília de Voltregà

Pozas insondables y brujas de leyenda

Compartir

Esta pequeña villa milenaria de la Comarca de Osona, con menos de 200 habitantes, tiene en su iglesia parroquial la joya arquitectónica del municipio. De origen medieval, se conserva visible la estructura románica original, fue reformada en el siglo XVIII y presenta un esbelto campanario coronado por un templete. También la Ermita de Sant Martí Xic, situada sobre una colina junto a las ruinas del antiguo Castillo de Voltregà, merece una visita.

Los alrededores son perfectos para descubrirlos andando y existen varias opciones senderistas destacadas, como el Sendero del Voltregà, que recorre toda esta subcomarca, y el GR-210, que discurre por la ribera del río Ter. Uno de los enclaves naturales más interesante es el del Gorg Negre, paraje de gran belleza que ha generado diversas leyendas, como la que cuenta que en esta poza de profundidad insondable se reunían las brujas para convocar las tormentas y granizos sobre la Plana de Vic.

Contacto