{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Tàrbena

Serranías con sabor histórico y olor a perfume

Compartir

El Castillo de Tárbena fue uno de los focos importantes de la revuelta de Ibrahim y escenario de grandes correrías y luchas entre mudéjares y cristianos. El mismo Cid pudo visitarlo en el año 1090 y divisar con sus propios ojos los dominios serranos de Tárbena, localidad alicantina situada entre tres valles y perfumada por las múltiples plantas aromáticas de la sierra. La Iglesia de Santa Bárbara (siglo XVIII) tiene rasgos barrocos en su bóveda y es llamativa por la belleza y la riqueza de sus decorados. El altar mayor luce un retablo de madera de cedro real manufacturado por los talleres Caballero el pasado año 2000. Senderos y rutas naturales circunvalan Tárbena en cualquier dirección.

Contacto