Tendilla

Villa de nobles y comerciantes

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En sus tierras tuvo un olivar Pío Baroja, como recuerda Camilo José Cela, en su Viaje a la Alcarria y lo certifica una placa en la plaza Mayor. Esta villa estuvo ligada a la familia de los Mendoza, cuyo señorío se extendía por este valle alcarreño, por donde discurre ahora la carretera que conduce a los pantanos de Entrepeñas y Buendía.

La vida de los tendilleros se articula a lo largo de la calle Mayor (antaño escenario de una gran feria, la de San Matías, que aún celebran en febrero), cubierta con soportales y con ejemplos de casas típicamente alcarreñas, con columnas de piedra o madera. A un lado está la iglesia parroquial de la Asunción, templo de grandes dimensiones y obra inacabada, que comenzó a construirse en el siglo XVI. Y también el palacio barroco de los Solano (siglo XVIII), autor de esta casa señorial con capilla rococó de la Sagrada Familia, que se encuentra en periodo de restauración. Cuenta con tres ermitas en los alrededores: Santa Lucía (del XVII), de la Soledad (del XVI) y la de la virgen de la Salceda. De sus construcciones defensivas queda muy pocos recuerdos: restos de su muralla en la calle Mayor y de su castillo, en el monte en el que está una imagen del Sagrado Corazón.

Contacto

Localización