Ullà

Un paisaje netamente ampurdanés

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Por los dominios de Ullà circula el río Ter y un sector montañoso del Macizo del Montgrí. Es un paisaje que combina el verde del llano con el gris de la piedra calcárea, las considerables extensiones de campos fruteros y una montaña que actúa de referente visual y sentimental en todo el territorio denominado Baix Ter Montgrí. Se trata de un paisaje netamente ampurdanés que convive a pocos kilómetros con el sol y la Playa de L’Estartit, paisaje turístico contrapuesto, un reverso lúdico de lo que es capaz de ofrecer esta región.

Las calles de Ullà conservan antiguos edificios góticos y renacentistas que se combinan con otros elementos reveladores de un pasado medieval. La Iglesia Parroquial de Santa María (siglos XVIII y XIX) es de estilo barroco, con una única nave amplia y capillas laterales. En el presbiterio se expone y se venera la imagen románica de la Virgen de la Fossa, una talla policromada procedente del antiguo Monasterio de Santa María de Ullà.

Para los amantes del turismo activo, la montaña de Ullà merece una excursión, ya que cuenta con el conocido yacimiento de Cau del Duc, una cueva cárstica situada en la vertiente sur. Los que lleguen a los 316 metros de altitud de la cima tendrán premio: una de las mejores vistas de l’Empordà.

Localización