Vigo

Vigo

Información turística: 986810100

Web información turística

Cuando cae esa lluvia débil y fina (conocida como la 'babuña'), el viajero se pregunta dónde se encuentra toda esa muchedumbre que convierte a Vigo en el municipio gallego más poblado. Lejos de su Gran Vía hay cierto aroma impregnando el ambiente: la proximidad del mar se inmiscuye en los sentidos del visitante. Una de las cualidades que llama la atención nada más pisar la ciudad son los desniveles. Y es que las colinas han generado que tanto el casco antiguo como los alrededores no estén en planicie y sea necesario un leve esfuerzo para transitar.

Destaca, también, la prevalencia de tanta zona verde próxima a un casco histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico. Es un claro ejemplo de cómo la naturaleza se 'sube' encima de la ciudad disputándole el terreno palmo a palmo. El origen pesquero ha dejado como herencia en Vigo una urbe de marcado sabor marinero. En el barrio de O Berbés se articula el embrión de la ciudad, con espacios como la Plaza de la Constitución, con sus hermosos soportales en piedra, y la Concatedral de Santa María, de origen neoclásico.

Las calles y edificios simbólicos de la ciudad reconstruyen siglos de historia atrapados en los muros de la Casa de Ceta o Arines, junto a la Colegiata, hasta la sede del Colegio de Arquitectos. Icónicos son el Teatro García Barbón, el edificio neobarroco de Antonio Palacios, el Hotel Universal o el edificio Sanchón. Cabe destacar también los jardines del monte de O Castro, desde cuya cima se puede contemplar una vista panorámica de la ría. 

Hace dos siglos, había un túnel en mitad de la urbe que comunicaba la calle del Príncipe con la de Victoria. Los diarios de entonces recogían la queja pública al ser ‘medroso, lóbrego y oscuro’.

Planes Cercanos

Planes en Vigo

Ver todos