Casco histórico de Fermoselle

Casco histórico de Fermoselle

Pocos lugares cuentan con la belleza de Fermoselle. La roca es la gran protagonista en este precioso pueblo zamorano. Erigido en pendiente, es una de las maravillas arquitectónicas del país. Verlo es todo un gusto que comienza al transitar por todas y cada una de sus empedradas calles, que suben y bajan. El desnivel es una constante. Una característica que la Cuesta del Seco, vía que comunica la plaza Vieja con el Barrio de las Eras, anuncia rápidamente. En las proximidades de dicha plaza, se encuentra la calle La Nogal, donde el granito está presente en cada fachada. Dos arcos de medio punto la unen con las bodegas subterráneas. Enigmáticas y curiosas atraviesan el pueblo a escondidas, bajo la tierra, convirtiéndose en un enorme laberinto digno de exploración. La Plaza Mayor, con su espectacular torre del reloj, se encarga de ponerle el broche de oro a este lugar tan peculiar. En fiestas, ataviada con una especie de gradas de madera que los vecinos locales llenan, luce esplendida y muestra su mejor cara. Un rostro inolvidable, casi tanto como el maravilloso conjunto histórico de Fermoselle.

Contacto

Plaza Mayor Cibanal, 1, 49220 Fermoselle, Zamora
980613003
Más información

Más lugares emblemáticos en Fermoselle

Planes Cercanos