Enclave de Jorox

Alozaina (Málaga)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Idílico. Así es el enclave de Jorox que se esconde más allá del pueblo de Alozaina. Sin duda, el mejor ambiente bucólico se respira en esta aldea que camina por la Historia a paso sosegado, sencillo y reposado. Pausadamente, sus desperdigadas casas blancas se intercalan con fértiles bancales y huertos frutales. Todo ello para modelar un paisaje único al abrigo de la sierra. Aquí, la Naturaleza quiere impresionar. Saltos de agua creando cascadas, cuevas habitadas desde el Paleolítico y vegetación endémica se dibujan en un territorio con tintes de paraíso. Desde la profunda garganta, el río de Jorox fluye entre importantes moles de roca hasta llegar a la aldea. Las aguas bajan lentamente, atraviesan el puente de la carretera y riegan, más tarde, esta sencilla pedanía que cuenta con algunos molinos. También la fe se mantiene en sus orillas donde aparece la ermita de la Veracruz. Además, el enclave paisajístico tiene una panorámica privilegiada desde el mirador, al que se accede por la carretera A-366. Será una parada obligada para todos aquellos que se dirijan hacia la sierra de las Nieves. Jorox asombra a través de un cañón que canaliza su vida por los cauces de una aldea repleta de poesía.

Contacto

Localización

Jorox, Málaga