{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Fuente de Santa María

Alanís (Sevilla)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La cultura del agua se encuentra muy presente en la villa serrana de Alanís. De los manantiales, brota agua en la que se reflejan las calles de este tranquilo pueblo sevillano. Uno de los lugares más significativos por los que emana el líquido de mayor pureza es la fuente de Santa María, mandada construir por el rey Carlos V. Si nos sentamos frente a ella comprobamos como el sonido provocado por su fluir quiebra la quietud de la reposada villa. Rodeada de casas tradicionales, se levanta este lugar emblemático en el que también se honra a la Virgen de las Angustias. Su imagen, realizada en cerámica, queda engrandecida por el sonido de las gotas al caer. También por el blanco muro frontal que rompe su uniformidad con la tonalidad rojiza propia de estos pueblos de la Sierra Norte. No es el único manantial que hechiza en la localidad, pues el de Pilitas aparece para regalar agua y abastecer al ganado. En las fuentes de Alanís, es posible descubrir la esencia de lo más puro.

Contacto

Localización

Calle Nuestra Señora de las Angustias, Alanís