Plaza de España

Vejer de la Frontera (Cádiz)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Es una plaza con brillo y taconeo. Resuenan las suelas de los zapatos cuando la recorres de lado a lado, de palmera a palmera, de banco a banco, o de jardinera a jardinera si te sales u poco y desciendes los pequeños peldaños que la elevan. Porque es una plaza subida y coqueta, que se recrea en su forma irregular; ni es circular ni es poliédrica y se muestra voluptuosa; saca pecho, sabiendo que luce el mejor broche y se pavonea altiva para que todos admiren la joya que tiene en su parte central, la fuente más ornamentada, brillante y exagerada que pudiera tener.
Forrada de azulejos de cerámica sevillana, tiene una enorme pileta redonda donde el agua se recrea, removida y danzarina, por el croar líquido de varias ranitas verdes y lustrosas, que orientan el chorrito del agua hacia un monolito central, cuadrado, vistoso y decorado de azulejos, que componen dibujos con motivos marinos. En cada lado, una pila semicircular se derrama sobre la más grande. Más arriba, una farola se prende a su cara para lucirla y embellecerla más. A todas ellas, les corona otra farola. Así el monolito se hace más alto, y más vistoso.
Sus orígenes se remontan al s. XVI, cuando el pueblo desbordó el recinto amurallado. Durante mucho tiempo, fue el lugar elegido para que hidalgos y caballeros disfrutaran de los festejos taurinos. Hoy es una plaza central que se llena de gente a todas horas del día. Le gusta dejarse admirar en cualquiera de sus rincones y a nosotros, enamorados del Sur, se nos pega su gracejo, y nos paramos, junto a la fuente o sentados en alguno de sus bancos, a lucir nuestros brillos interiores.

Contacto

Localización

Plaza de España, 1, 11150 Vejer de la Frontera, Cádiz