Castell de Sant Águeda

Castell de Sant Águeda, Ferreries

Es fácil llegar al Castell de Santa Agueda, o más bien, llegar a sus ruinas; hace cientos de años que fue un castillo. Yendo en coche, cogemos el desvío hasta Santa Águeda en la carretera que conecta Maó con Ciutadella. Encontraremos un cartel indicador y subiremos a pie, algo más de 1.300 metros, por el camino de tierra hasta la cima. Es recomendable hacerlo por las mañanas o evitar las horas altas de sol, pues es escasa la sombra bajo la que cobijarse en la subida. Una vez hemos llegado al punto indicado, lo mejor que descubrimos es la excelente panorámica desde estas alturas: el monte Toro, el faro de Cavallería y toda la costa norte de Menorca fundiéndose con el mar. Pero vinimos buscando el castillo y nos encontramos con sus ruinas; las pocas construcciones que se mantienen en pie están cerradas y no podemos acceder al interior, sólo observar a través de las rejas y escudriñar algo, mientras el ojo se acostumbra a la penumbra de dentro. En el resto de la estructura se intuyen las paredes medio derruidas de lo que fue una antigua fortaleza o castillo árabe, construido cuando Menorca vivía su etapa musulmana; anteriormente, en la misma zona hubo un castro romano y aún puede observarse parte de la cañada o vía romana en los alrededores del castillo. Es propiedad privada y muestra, como pocos, el inexorable paso del tiempo y el abandono que sufre; nos queda echar mano de la historia e imaginar cómo fue la etapa de esplendor que vivieron estas ruinas.

Contacto

40.027507, 4.008096
971373003
Más información

Planes Cercanos