Castillo de Alaró

Castillo de Alaró, Alaró

Déjate de películas. Olvídate de El Señor de los Anillos, de Troya, de El reino de los cielos. De cualquier asedio a una fortaleza que hayas visto en la gran pantalla. Todo eso es fanfarria digital. Sin embargo, los ocho años y medio que los cristianos resistieron el ataque musulmán cercados entre las murallas que ahora pisas, son reales y tuvieron lugar aquí, en el castillo de Alaró. Parcialmente derruido y cubierto de verdín todavía mantiene en pie su muralla de cinco torres.

En lo alto de la cima del cerro de Alaró, dominando la campiña a 815 metros de altura, el castillo fue siempre un bastión militar codiciado. La primera mención a su existencia es del año 902, por boca de los cronistas árabes que lo conquistaron tras el mencionado asedio. Antes había sido fortificación desde la que defenderse de ataques piratas y, siglos después, aún vería otras batallas, como su reconquista por el rey Jaume I o el asalto de Alfonso III de Aragón, al ser la única plaza que se le resistía en su ocupación de Mallorca.

Poco a poco abandonado, aún le dio tiempo de cobijar, desde 1622, el santuario de la Mare de Deu del Refugi. Y así ha llegado a nuestros días, convertido en una de las excursiones favoritas para los visitantes de la zona, pese a las dos horas de subida a pie desde el pueblo. Les atrae la historia atrapada en sus piedras (como la Prisión de los Moros o la cueva de San Antonio) y disfrutar de unas visitas de las que antes gozaron reyes y caudillos, cristianos y musulmanes.

Contacto

39.732246, 2.792783
971510000
Más información

Planes Cercanos