{{title}}

{{title}}
{{buttonText}}

Castillo de Fantova

Graus (Huesca)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Aislada, solitaria en medio de las montañas, se alza en una colina asomándose al acantilado la torre de la que antaño fue una fortaleza clave del Pirineo aragónés. De forma redondeada, proyecta la sombra de sus 20 metros de altura sobre la pequeña ermita románica de Santa Cecilia. Ambos, guarnecidos por los restos de una muralla cubierta de vegetación, son los vestigios del castillo de Fontava, que aseguraba la defensa de la comarca y sirvió de residencia para el último descendiente del Condado de la Ribagorza, Guillermo Isarnez.

A pocos kilómetros de Graus, en la pedanía de La Puebla de Fantova, se encuentra el castillo, construido en el siglo XI por maestros lombardos y al que se llega por una empinada subida. Merece la pena realizar la ascensión porque las vistas del valle, del monte Cotiella y de los Pirineos al fondo es espectacular. La torre tiene una escalera interior que permite llegar hasta su cima y obtener una panorámica excepcional, con un atardecer mágico, de colores rojizos y anaranjados. Una cruz esculpida preside la puerta de acceso a la ermita, de nave única, cuya decoración se limita a una pila bautismal. A sus pies se levanta un campanario de estructura similar a la torre. En el exterior del castillo se pueden apreciar dos características tumbas de los siglos X y XI, con formas antropoformas.

Contacto

Localización

22437 La Puebla de Fantova, Huesca