{{title}}
{{buttonText}}

Castillo y Santuario de la Santísima Vera Cruz

Caravaca de la Cruz, Murcia

Compartir

Los creyentes otorgan a la Cruz de Caravaca poder de protección contra el mal y las malas energías, así como para la prosperidad económica y en el hogar. Por eso no es de raro que grandes torreones y murallas, dignos de legendarias historias de dragones y mazmorras, rodeen el singular santuario de la Santísima Vera Cruz, edificio renacentista con una recargadísima portada barroca. Sus grandes conchas del peregrino avisan de que allí van muchos católicos a obtener la indulgencia, pues Caravaca es ciudad santa y celebra Año Jubilar cada siete años.
Antes fueron las defensas que el altar. Los musulmanes construyeron la primera fortaleza, que luego fue reforzada y mejorada por los cristianos, sobre todo en tiempo de los Reyes Católicos. El castillo tenía una pequeña iglesia gótica que fue sustituida entre los s. XVII y XVIII por la actual, ya destinada al culto de la tradición de la Vera Cruz, un fragmento de la cruz en la que Cristo fue crucificado. 
De interior austero, destaca el altar mayor, donde se guarda la cruz de doble brazo. En la Casa del Capellán se encuentra el museo de la Vera Cruz, una recopilación de piezas de interés entre las que se encuentra la supuesta casulla de Ginés Pérez Chirinos. Además, se pueden ver restos arqueológicos del castillo, como el aljibe, las mazmorras y un foso de la Guerra contra Napoleón.

Contacto

Localización

Cuesta del Castillo, 9 CP 30400 Caravaca de la Cruz, Murcia