{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Convento de los Franciscanos

Almansa (Albacete)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A finales del s. XVI, los Franciscanos se instalaron en Almansa. La sencillez de la orden ha quedado grabada en el templo que les dio cobijo, hasta que fueron expulsados durante la II República. Los frailes regresaron en 1940 y se volvieron a marchar a principios de este siglo.

Con varias restauraciones a sus espaldas, cuenta con tres puertas de acceso, la central de mayor dimensión que las laterales, con dinteles sobre piedra. La influencia árabe se refleja en los tejados a dos aguas. La zona ajardinada que da a la calle Corredera se caracteriza por un atrio de ladrillo visto y de trazado nuevo. Sin ornamentos externos, el convento se engrana con la zona ajardinada de la calle San Francisco, que lo alberga, y nos recuerda a las iglesias coloniales españolas. En su interior hallamos la iglesia de Santiago Apóstol, advocación a la que está dedicada el templo, de una sola nave en la que sobresale su coro. Entre su imaginería se encuentra una talla de San Pascual Bailón, pastor que sirvió en la Casas de los Osa y de los Alarcón y que fue elegido por los vecinos como patrón de la villa en 1693.

Contacto

Localización

Calle San Francisco, 12D 02640 Almansa, Albacete