Hacienda de Los Príncipes

Los Realejos (Santa Cruz de Tenerife)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La Hacienda de Los Príncipes es historia pura de las islas canarias, un relato sabroso conjugado en estilo colonial, perfumado con aromas de jardín y con un regusto azucarado que también juega un papel importante. Esa historia empezó a macerarse hace 500 años, cuando Alonso Fernández de Lugo, conquistador de las islas, escogió esta hacienda en el valle de La Orotava para establecerse, y con él un creciente número de colonos que labrasen y sacasen sus frutos al mayorazgo. Ese fue también el abono sobre el que germinó el núcleo urbano de Realejo Bajo, y el primer cultivo de la zona: la caña de azúcar. Los molinos que se encargaron de triturarlo aún resisten en pie, llamando la atención de aquellos que paseen por el camino de Icod. En cambio, la edificación original, donde residían los administradores, se ha perdido. Aunque la que hoy vemos se levantó ya en el XVII-XVIII, los muros de piedra y barro de su señorial fachada tienen suficiente pedigrí para reclamar el primer puesto entre el patrimonio civil de Los Realejos. Escondidos tras ese edificio, enmarcados por palmeras, los célebres jardines de la hacienda guardan a su vez otra porción de esa memoria, un vergel que hace siglos fascinó a los viajeros y hoy sigue haciendo meritos para ello.

Contacto

Localización

Camino de Icod el Alto, 3 38416 Los Realejos Santa Cruz de Tenerife