Iglesia de Santa María la Coronada

San Roque (Cádiz)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El blanco inmaculado de la fachada inunda de luz propia a Santa María la Coronada, una iglesia del s. XVIII, de trazo sencillo y arquitectura toscana, construida sobre los cimientos de la antigua ermita de San Roque; las transformaciones comenzaron cuando el pueblo de San Roque se asentó definitivamente con los exiliados del peñón, que desde entonces es colonia inglesa. A su lado, la torre cuadrada del campanario luce con un reloj que marca las horas e ilustra el tañer de las campanas llamando a los oficios religiosos. Toda ella, santuario generoso, se asoma expectante desde lo alto de la balaustrada que la recorre, para recibir a su pueblo que llega.
De Gibraltar trajeron los recién llegados todo lo que pudieron, para que el nuevo templo guardara la memoria religiosa de su exilio y que éste fuera menos grave. La iglesia conserva el archivo parroquial con textos y documentos del s. XV gibraltareño, así como las tallas que hoy adornan el Altar Mayor: la de San Sebastián, San Roque, San José o de la propia Santa María de la Coronada que lo preside y antes fuera la Virgen de los Remedios, en la catedral católica gibraltareña de la que salió para acompañar a los suyos. También guarda las impresionantes imágenes del Santo Entierro, el Cristo de la Humildad y Paciencia o el Cristo de la Buena Muerte, que procesionan en la Semana Santa local y suscitan gran fervor en el pueblo, que se reparte en las diversas cofradías. El pueblo cuida y custodia a sus santos y los santos al pueblo; así ha sido desde antes del exilio. Y ahora también.

Contacto

Localización

Calle Romero de Figueroa, s/n. 11360 San Roque