{{title}}
{{buttonText}}

Yacimiento arqueológico de Malamoneda

Hontanar, Toledo

Compartir

En el punto donde el arroyo Malamonedilla vierte sus aguas al río Ceneda se encuentra un lugar en el que la Historia ha impreso sus huellas. Casi como si de la 'X' que marca un tesoro en un mapa pirata, las distintas civilizaciones que pasaron por los montes de Toledo se asentaron en este punto dejando su impronta. Para llegar hasta él hay que tomar la carretera CM-4157 y, en el cruce de Hontanar, tomar el desvío que lleva hasta un camino de tierra que nos traslada hasta el despoblado de Malamoneda. 

Declarado bien de interés cultural en 2007, el viento nos traerá los sonidos de los antiguos habitantes de este lugar. El llanto desconsolado de los que enterraban a algún familiar en la extensa necrópolis con más de cien tumbas excavadas en la roca, el susurro de la oración en una ermita que perteneció a la Orden de San Jerónimo, los gritos de alerta de los guardianes de la torre vigía y el ruido de las espadas defendiendo el castillo, del que hoy solo se conservan tres fachadas, nos acompañarán por el recorrido.

Localización

39.629783, -4.549725