Museo del Molino de Ojén

Museo del Molino de Ojén

No es de viento. En la localidad malagueña de Ojén, el gran molino de antaño se ha reconvertido para crear en el visitante una experiencia única. Por él, fluye oro a través de un elixir que parece sacado de un mundo de fantasía. Una vez atravesado el patio donde se almacenaban aceitunas, se accede a sus entrañas repletas de misticismo, magia y tradición. Allí, apreciamos que la fuerza del agua era necesaria para la obtención del preciado aceite. Precisamente, este líquido dorado, fabricado entre estos muros, era uno de sus tesoros más valiosos. Tras deleitarnos visualmente con un mundo de profundo sabor andaluz, pasamos a la sala que honra a otro de los productos más típicos de la villa: el aguardiente de Ojén. Su fama llegó a pintores como Picasso, que lo retrató en alguno de sus cuadros, y a escritores como Cela, que escribió sobre él en una de sus novelas. Ese magnífico prestigio que ha alcanzado se lo garantizan sus propiedades, su Historia y su leyenda. Sin duda, la contemplación de la maquinaria con la que se elaboraba constituye el gran aliciente de la visita. El museo del Molino se encarga de velar por el "Felix Felicis" (elixir de la felicidad) de un pueblo que sabe mantener sus secretos.

Contacto

Calle Charcas, Ojén
952881003
http://www.ojen.es/es/Turismo/