{{title}}
{{buttonText}}

Queso roncal

Vidángoz/Bidankoze, Navarra

Compartir

Se junta una oveja, latxa a poder ser, con un prado verde y espeso, de esos que solo encontramos en los Pirineos navarros y dejamos que se conozcan y hagan buenas migas. Cuando la oveja, harta de comer este forraje natural, decida que ha llegado el momento, se la ordeña y a esa leche cruda se le aplica un proceso lento, artesanal, casi mágico, por el que unos meses después -como mínimo, cuatro- se ha convertido en un queso excepcional, con un sabor tan reconocible que las imágenes del Valle del Roncal llegan por si solas.
Incluirlo en alguna receta garantiza el éxito y comerlo solo, acompañado de un buen vino y un pan de calidad, satisface el estómago y colma de felicidad a quien lo prueba. Y si se junta con uvas... Ya sabemos de su exquisito sabor.

Contacto

Localización

Calle Mayor, s/n 31413 Vidángoz