Islas Canarias

La Gomera acaricia los sentidos

Parque Nacional de Garajonay.

Aun siendo la segunda más pequeña del archipiélago canario, La Gomera tiene multitud de planes para hacer, para ver y degustar. El 30 de mayo es el día de Canarias y es el momento ideal para descubrir esta isla de contrastes.

Deleita tu vista con el Parque de Garajonay

El Parque Nacional de Garajonay supone un 11 % de la superficie de la isla. Debe su nombre a la leyenda de amor entre Gara y Jonay, que vieron truncado su romance debido a que se lo prohibieron y prefirieron morir atravesados por un afilado palo que vivir sin estar juntos. Este bosque de laurisilva canaria deleitará tu vista con sus colores verdes y las más de 2.000 especies de flora.

Tiene varios miradores, como el de El Rejo, Morro de Agando o el de Tajaqué, donde puedes disfrutar de diferentes puntos de la isla. Pero el que más destaca por sus vistas es el Alto de Garajonay. Es el punto con más distancia de la superficie y puedes ver la isla al completo, incluso La Palma, El Hierro y Tenerife y si tienes un día claro hasta Gran Canaria. Hay varios senderos con diferentes grados de dificultad para conocer esta zona palmo a palmo.

Excursionista en el Parque Nacional de Garajonay.
Excursionista en el Parque Nacional de Garajonay.

Acostumbra tu oído al silbo gomero

Intentar aprender el silbo gomero tiene mucha miga. Es la mejor manera de comunicarse a través de los barrancos y montañas y a día de hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Transmitido a lo largo de los siglos hay que saber que dos silbidos diferenciados sustituyen a cinco vocales españolas y otros cuatro a las consonantes. Los pitidos se distinguen por su tono y su interrupción o continuidad, algunos incluso son capaces de distinguir el origen de los silbadores.

Silbo Gomero.
Silbo Gomero.

Gofio y queso, exquisiteces para tu paladar

El queso es uno de los productos más tradicionales de la isla. Este en concreto está elaborado a partir de leche cruda de cabra o mezcla de cabra y oveja. Es el ingrediente principal de productos como el almogrote, una joya gastronómica de la Isla.  Por otro lado, hay que probar el gofio, una harina que se obtiene del grano de los cereales como el millo y el trigo. Tiene excelentes propiedades dietéticas.

En el restaurante Caprichos de la Gomera del cocinero Fabián Mora, galardonado con varios premios, podrás probar las especialidades de la zona.

Papas Arrugadas con Mojo Picón.
Papas Arrugadas con Mojo Picón.

Toca la mezcla del agua y la arena negra

La isla colombina tiene 90 kilómetros de costa con innumerables calas y sorprendentes playas situadas en acantilados. Una maravilla para el tacto es sentir el agua mezclada con la arena negra. Es de obligada visita la Playa de San Marcos en Agulo, una cala de 150 metros de largo por diez de ancho que se encuentra en una zona virgen y aislada.

En el Valle del Gran Rey también hay para elegir, la de la Calera es la del mayor tamaño del municipio y la de Guariñén destaca por sus aguas cristalinas. En la capital, San Sebastián de la Gomera, está La Guancha en un paraje virgen y aislado. Una ruta por las principales playas de la isla te hará disfrutar de la tranquilidad y de unas puestas de sol impresionantes.

Playa en La Gomera.
Playa en La Gomera.

Vinos para oler… ¡y saborear!

Para degustar los vinos de La Gomera el primer paso es olerlos y apreciar sus notas frutales y herbáceas que recuerdan a la manzana verde en los vinos blancos. Los tintos jóvenes recuerdan al pimiento verde y a flores. Su Denominación de Origen es la variedad de uva ‘forastera gomera’, una de las variedades blancas más importantes de Canarias.

La viticultura de La Gomera se distingue por su sistema de cultivos en terraza y es el cultivo que ocupa mayor superficie en la isla. Además, las fincas en las que se cultivan actúan de barrera ante los incendios, una doble labor para el desarrollo de la isla.

Te puede interesar...