Turismo activo

Destinos para descargar adrenalina

Somos afortunados de contar con una gran diversidad paisajista y cultural donde, además de hacer escapadas para visitar el patrimonio histórico, tenemos ocasión de realizar alguna actividad rodeados de paisajes que ya son por sí mismos, espectaculares. Si somos de los que nos gusta dedicar una jornada de nuestras vacaciones a hacer deporte, sin duda un rincón donde practicar alguna de estas actividades y descargar adrenalina y, cómo no, el estrés que tengamos acumulado. Y si nuestra excusa del viaje es el deporte en sí, por qué no dedicarle ese día de descanso a conocer la zona y hacer turismo.

Running de montaña en La Palma

Hay quienes prefieren correr por la ciudad o en los parques. Solo los más atrevidos se lanzarán a realizar este recorrido que atraviesa los lugares más increíbles de la isla canaria. De hecho, esta ruta pasa por la parte más volcánica del Parque Natural de Cumbre Vieja. La Transvulcania es una carrera anual donde los corredores de montaña demuestran todo lo que han entrenado durante el año. ¿Te atreverás a participar?

Participantes de la Transvulcania. Foto: Patronato de Turismo de La Palma.
Participantes de la Transvulcania. Foto: Patronato de Turismo de La Palma.

 

Escalada en Siurana, Tarragona 

No hay escalador, nacional o internacional que no conozca este pequeño pueblo de la comarca del Priorato, en Tarragona. Además de atraer por su espectacular pared de roca caliza, lo hace por sus calles empedradas y sus leyendas. No en vano, se cuenta que su castillo fue uno de los últimos fuertes resistentes de los musulmanes y que Abdelazia, reina mora, prefirió lanzarse al vacío a lomos de su caballo, antes de ser conquistada por los cristianos. Es una de las historias que nos contarán en la visita guiada por el conjunto histórico de Siurana, una localidad de apenas 21 habitantes.

Siurana está construida sobre una de las mejores paredes para escalar del mundo. Foto: Joan Capdevila, Oficina de Turisme de Cornudella de Montsant.
Siurana está construida sobre una de las mejores paredes para escalar del mundo. Foto: Joan Capdevila, Oficina de Turisme de Cornudella de Montsant.

 

Barranquismo en Huesca

En esta zona de los Pirineos encontramos el mayor número de lugares para practicar barranquismo, sea cual sea nuestro nivel o bien si nos queremos iniciar en este deporte. Uno de los que los expertos aseguran es el más espectacular y de nivel 1, para principiantes, es el barranco de las Gloces y que pueden incluso conocerlo niños a partir de los 7 años. El punto de partida es Torla, un pueblo típico pirenaico que, dada su cercanía con Francia, fue un importante enclave de defensa. De ahí que sigan en pie algunas fortificaciones que pueden visitarse, como parte de su castillo, del siglo XVI. 

El barranquismo nos permite acceder a lugares que nos impresionarán. Foto: Flickr -drd-.
El barranquismo nos permite acceder a lugares que nos impresionarán. Foto: Flickr -drd-.

 

Tirolina en Cabezón del Pisuerga, Valladolid

Es la tirolina más larga de España y la cuarta de Europa, con un total de 1.300 metros de longitud y 150 metros de desnivel que nos permiten descender a 130 kilómetros por hora. Sin duda una experiencia única para descargar adrenalina. Pero no seremos los únicos en atravesar por lo alto los paisajes de la zona, ya que fueron los romanos quienes atravesaron el Pisuerga construyendo el puente que sigue hoy día, siendo orgullo de la localidad. Además, desde el pueblo salen diversas rutas de senderismo que recorren los alrededores.

Deslizarse a 130 kilómetros hora hará que hasta los más valientes descarguen adrenalina.
Deslizarse a 130 kilómetros hora hará que hasta los más valientes descarguen adrenalina.

 

Puenting en Lozoya, Madrid

Son muchos los lugares donde podemos saltar al vacío practicando puenting o bungee. Hacerlo en el viaducto del Lozoya o puente de Taboada nos permite una experiencia diferente, ya que el salto es desde un antiguo puente ferroviario proyectado en 1928. Y si buscamos una experiencia poco convencional, en Portugalete, en fechas bastante concretas, se organizan saltos desde el mítico puente colgante.

Puente de Taboada en Lozoya.
Puente de Taboada en Lozoya.

 

Hidrospeed en Picos de Europa

Una disciplina poco conocida por muchos que consiste en dejarse llevar por las aguas bravas de un río, como si de rafting se tratase, pero de manera individual y ayudados por una especie de trineo para el agua y aletas. Aunque en España hay muchos lugares donde podemos practicarlo, el hecho de elegir los Picos de Europa tiene como añadido numerosos atractivos turísticos y gastronómicos. De esta forma, será sencillo recuperar las fuerzas o, si nos quedan ganas, seguir realizando otros muchos deportes extremos.

A diferencia del rafting, el hidrospeed es un descenso individual.
A diferencia del rafting, el hidrospeed es un descenso individual.

 

Paracaidismo en  Empuriabrava, Girona

No nos engañemos. Si ya nos hemos armado de valor y queremos tirarnos desde un avión, no cualquier sitio es el ideal para hacerlo y aquí sí, el entorno influye mucho. Y lo saben paracaidistas experimentados que vienen desde otros países a lanzarse y contemplar el perfil dibujado de la bahía de esta localidad catalana. Una apuesta segura si además hacemos una escapada a esta parte del litoral de la Costa Brava, repleta de pueblos costeros, calas de aguas turquesas y los 24 kilómetros de canales navegables con los que cuenta y que nada tienen que envidiar a Venecia.

Empuriabrava es uno de los destinos elegidos por muchos para hacer paracaidismo.
Empuriabrava es uno de los destinos elegidos por muchos para hacer paracaidismo.

 

Parapente en Sopelana, Bizkaia

Correr ladera abajo y justo al llegar al borde del precipicio levantar el vuelo es una sensación que incluso a los más valientes les hace soltar toda la adrenalina del mundo. Pero no nos asustemos si es nuestra primera vez, ya que iremos en biplaza con expertos monitores. Lo más espectacular es sin duda sobrevolar una de las playas más visitadas por los vizcaínos y donde siempre tendremos ocasión de ver gente haciendo surf. A pocos kilómetros de Bilbao, es una actividad que podemos combinar tras hacer turismo por la capital vasca.

Tras el despegue nos esperan unas vistas de Sopelana que no olvidaremos. Foto: Flickr, Koldo.
Tras el despegue nos esperan unas vistas de Sopelana que no olvidaremos. Foto: Flickr, Koldo.